Fundada en 1946, Carpigiani se convirtió en líder del mercado de maquinaria para la elaboración de helados artesanales, conocidos como helados italianos. A medida que la cultura del helado italiano se extendió por el mundo durante las décadas de 1960 y 1970, Carpigiani comenzó su rápida expansión mundial, abriendo sucursales y desarrollando una red de ventas de distribuidores exclusivos que, desde entonces, ofrecen un servicio y una asistencia generalizada garantizada, con rápido y permanente respaldo a todos los usuarios finales.

Desde 1989, Carpigiani forma parte del grupo Ali con sede en Milán, uno de los mayores fabricantes y proveedores de equipos para el sector de la alimentación. En la actualidad, Carpigiani es líder en la producción de equipos para heladerías, pastelerías y mucho más. A lo largo de su actividad, la empresa no ha cesado de continuar en sus esfuerzos para consolidarse como el principal fabricante de equipos para helado soft-serve, frozen yogurt, shakes, granizados y Chantily
   
Tecnología innovadora
La innovación apuntala la posición de Carpigiani como líder tecnológico. Una gran proporción de nuestra facturación se reinvierte continuamente en investigación, diseño, selección de componentes de primera calidad, la seguridad de nuestros equipos y la promoción de una dieta equilibrada. Los ingenieros e área manager de Carpigiani controlan constantemente el rendimiento del equipo, proporcionando comentarios vitales que contribuyen a mejorar las especificaciones y el diseño de nuestros productos.
   
Asistencia en todo el mundo
Una extensa red de más de 500 service centers Carpigiani, respaldados por ingenieros y técnicos especialistas con base en nuestra sede y nuestras 7 sucursales internacionales, garantiza a los clientes la fiabilidad y disponibilidad de sus equipos en todo momento, estén donde estén. Nuestro servicio técnico de asistencia suministra repuestos, repara y ofrece consejos y sugerencias sobre el uso de los equipos para que rindan al máximo. Customer Quality Service (CQS) es el servicio de asistencia posventa de Carpigiani que, desde 1995, ha demostrado su eficacia dando rápida respuesta a los clientes de todo el mundo desde el centro de llamadas de atención telefónica de nuestra sede central.

Optar por un equipo Carpigiani es garantizar la elaboración de un helado de alta calidad, además de poder estar seguro de que el equipo elegido es fácil de usar, robusto y extremadamente higiénico. A largo plazo, estas ventajas se traducen en reducción de costes de explotación y alto rendimiento de la inversión.